Las críticas de los intendentes del conurbano bonaerense a la flexibilización del aislamiento obligatorio que está asumiendo para la ciudad el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se acentúa con el correr de las horas. Ahora, es el jefe comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi, quien hizo escuchar sus razones. En una entrevista en radio 10 afirmó que «no se entiende demasiado» la decisión de la gestión porteña de flexiblizar el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus desde la semana pasada, con la reapertura de algunas actividades adicionales. Ferraresi aseguró que los datos consignaban que venía en aumento «la circulación de gente que viaja y la de casos», y advirtió que seis de los siete casos positivos de coronavirus que se confirmaron ayer (domingo) en su distrito corresponden a empleados de una textil porteña. «Nosotros veníamos de una duplicación de casos cada 21 días y ayer tuvimos siete juntos, de los cuales seis son empleados de una textil de la ciudad de Buenos Aires», dijo Ferraresi.

«Llama la atención porque no hubo ningún lugar en el mundo en el que subiendo la cantidad de casos por día se puedan abrir nuevas actividades; no se entiende demasiado», planteó el intendente de Avellaneda, quien remarcó que «las fronteras no se limitan por una cuestión de la voluntad de uno y el virus no entiende» que pasa de un distrito a otro. «No se pueden tomar decisiones individuales, y más cuando los datos que se van dando no son positivos».