El presidente Alberto Fernández señaló que hubo una demora en las previsiones que había hecho Rusia respecto a la entrega de vacunas, “a esta altura deberían haber entregado 10 millones. La explicación que nos dan es que ha habido un retraso en la elaboración, porque parece que en la producción de vacunas hay que hacer como una escalada en la producción”, explicó el primer mandatario en una nota publicada por el diario Página 12 en la edición de este domingo. “Los cálculos dan cuenta de que después del 15 de febrero todo se normalizará y yo confío que sea así”, aclaró sobre las próximas entregas que llegarán desde Moscú.

Fernández señaló que en unos días estaremos recibiendo también vacunas de AstraZeneca para acelerar la vacunación al máximo. “La propuesta y la idea que yo tenía era contar con ellas para vacunar a las 13 millones de personas que están en situación de riesgo. Ahí incluyo al personal de la salud, de las fuerzas de seguridad, a los docentes, a los mayores de 60 años”.