El presidente Alberto Fernández prepara el nuevo anuncio relacionado con las características que tendrá el próximo período de sugerencias de aislamiento para la población que comienza el lunes próximo. Se sabe, ya no hay cuarentena. Toda posibilidad de controlar, con medidas preventivas, el avance del virus reposa en la responsabilidad individual. Hay un sector mayoritario de la población que mantiene el cuidado necesario. Otro, minoritario segmentado especialmente dentro de la franja etaria más juvenil, se moviliza con mucho desprecio para con esas medidas preventivas. Protagonizan juntadas comunitarias que en ocasiones tiene el guiño de autoridades locales.

Los últimos datos entregados por el Ministerio de Salud de la Nación son temibles. El miércoles se clausuró con 10.550 contagios récords y 226 fallecidos. Este jueves amaneció con otro registro superior a los anteriores matinales, 105 fallecidos en las horas que separaron el atardecer de ayer y el amanecer de hoy. Bajo esta realidad el presidente debe seguir tomando determinaciones que arrastran consecuencias.

Una ronda con gobernadores, a través de video llamadas, le dará este jueves indicios del humor de los mandatarios provinciales. Todos están muy preocupados por el brutal avance de los nuevos contagios. Nadie se siente inmune, la enfermedad se expande en sitios donde había pocos y casi nulos registros hasta hace pocos días. Los infectólogos le darán su opinión, también este jueves, al presidente. Después, habrá encuentros con Kicillof y Larreta. En las últimas horas hubo cruces fuertes entre ellos. La ciudad tuvo más de 1.500 infectados ayer, la tendencia sube peligrosamente. El ministro porteño, Fernán Quirós se alejó de su mesura, le pareció saludable la protesta opositora del último 17 A. Inentendible semejante razonamiento dado por un profesional médico. Fue su aporte, desde el lado más negativo de la construcción política respondiendo al espacio partidario que pertenece.

Este viernes se espera un nuevo anuncio. Veremos si se repite con la postal habitual con presencia del presidente y los dos mandatarios de la región más castigada por la pandemia. Posiblemente vuelvan a agregarse, en pantalla, otros mandatarios. Algo que aún no está determinado.