El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía en el municipio bonaerense de Pilar la puesta en marcha del Hospital Solidario COVID-19 Austral, perteneciente al Hospital Universitario Austral, cuyo objetivo será brindar asistencia a pacientes infectados que no cuenten con cobertura médica.

El jefe de Estado agradeció a las autoridades del Hospital y la Universidad Austral, y señaló: “Hay una Argentina que puede ser mejor, donde todos rememos para el mismo lado, y allí no tiene que haber diferencias. La única preocupación que tenemos es la de salvar vidas”. También señaló, “Hablo con cierta frecuencia con el Papa, y él tiene una idea que comparto: En este tiempo y en este mundo, nadie se salva solo, todos necesitamos del otro para estar mejor, y acá lo que yo pude ver es que los que más necesitan, como los que más tienen pueden unirse junto al Estado para hacer una sociedad más justa”, definió el mandatario.

Respecto de la puesta en marcha del Hospital Solidario, el Presidente celebró “que haya fundaciones y empresas privadas que hayan puesto su esfuerzo para construir esto”, al tiempo que destacó que “eso habla de la mejor Argentina que podemos construir entre todos”.

El mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García; y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello. También participó el intendente de Pilar, Federico Achával, entre otras autoridades nacionales.

El Hospital, que se encuentra dentro del campus del Austral, fue construido a partir de donativos de civiles y empresas, y contará con 20 camas de terapia intensiva y 40 de terapia intermedia.