El presidente electo Alberto Fernández, adelantó que no le pedirá al FMI el dinero faltante del acuerdo que firmó con Mauricio Macri por 57.000 millones de dólares. «Yo no quiero firmar acuerdos que no voy a cumplir. Esos acuerdos ya los firmó Macri. Firmó uno, dos, tres y no cumplió ninguno. Yo quiero firmar uno que lo podamos cumplir», señaló Fernández en el programa que conduce Alejandro Dolina.

El brutal endeudamiento con el organismo financiero internacional fue firmado en junio de 2018, la Argentina recibió casi 45.000 millones de dólares de los cuales 22.000 millones se usaron para financiar la fuga de capitales. Si bien, como es lógico, las medidas que asumirá el equipo económico después del 10 de diciembre están bajo llave para evitar filtraciones que perjudiquen la efectividad que se pretende, no pocos especialistas cercanos al futuro primer mandatario adelantan que habrá una negociación con el FMI para replantear la postergación por tres años de los vencimientos tanto de capital como de los intereses de la deuda contraído por Macri. No se planteará una quita, sí extender la fecha de los vencimientos.

El viernes, reforzando la idea que impulsará incentivando la producción nacional, Fernández resaltó ante los industriales de la UIA que “en la Argentina que viene vamos a premiar a los que producen, no a los que especulan. Queremos que nuestras industrias vuelvan a tener crédito, vuelvan a producir y vuelvan dar trabajo. No es un desafío del presidente sino de toda la sociedad. Vamos a levantarnos entre todos”.