El Jefe de gabinete Santiago Cafiero, había señalado este jueves que el gobierno analiza la posibilidad de, una vez finalizado el período de emergencia económica y social que fija la ley, en junio habría aumento en los servicios públicos. Se aplicarían manteniendo la tarifa social y segmentado de forma tal que el aumento lo paguen quienes tienen capacidad para hacerlo. Pocas horas después de ese comentario de Cafiero el presidente Alberto Fernández dio precisiones sobre el tema. “No está en cartera hoy el aumento de tarifas”, señaló en un reportaje radial por la AM 750, en el que manifestó su preocupación por las “ganancias exorbitantes de las empresas que pagaron los argentinos” para destacar también: “Yo voy a cuidar el bolsillo de los argentinos hasta el último minuto que esté”. Fernández comentó que el tema está en estudio para que “primero veamos quiénes se llevaron la plata durante cuatro años y después si los argentinos tienen que pagar más o no”.