Los principales dirigentes del espacio opositor ganador de las últimas primarias prefirieron mantener silencio tras el anuncio del Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, apuntando a renegociar la deuda que tiene el país con bonos, títulos y prestamos con el FMI. En el preámbulo de estos anuncios Lacunza se metió en la campaña electoral apuntando a los niveles de responsabilidad que debe tener la oposición. Salió de su carril natural como responsable del manejo económico nacional para descargar acusaciones sobre el accionar de Alberto Fernández y su equipo de colaboradores. La prudencia desde el silencio fue la respuesta del candidato presidencial del Frete de Todos esperando por la reacción que tendrán los mercados este jueves.