El presidente Fernández encabezó este mediodía en la de sede de INVAP en Bariloche, el acto de firma de un convenio para reactivar la fabricación de radares de nueva generación (RPA 200) que se incorporarán al Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial (Sinvica).

Este proyecto estuvo paralizado durante los cuatro años de la gestión presidencial de Mauricio Macri.  Ahora, se vuelve a poner en marcha con una inversión que supera la inversión total realizada entre 2016 y 2019, comento el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, que antecedió a Fernández en la toma de la palabra en el acto.

El presidente señaló en varias oportunidades que el futuro de la argentina está en el desarrollo del conocimiento por eso “nosotros apostamos al INVAP” aseguró destacando que es necesario pensar una Argentina para todos. “Somos de los muy pocos países que hemos podido desarrollar esta tecnología y también que colocó satélites en órbita” resaltó el primer mandatario para cerrar su discurso resaltando, “estemos orgullosos del INVAP”.

INVAP comenzó hace 15 años, impulsado por el gobierno de Néstor Kirchner, con el desarrollo del primer modelo de radar primario 3-D de Largo Alcance. Desarrollo los satélites argentinos de telecomunicaciones ARSAT 1, ARSAT 2 y SAOCOM. Además fabricó 25 radares RASIT para el Ejército Argentino.

A fines de 2007, la Dirección General de Fabricaciones Militares e INVAP suscribieron un contrato para el diseño, construcción, puesta en servicio y homologación de un Prototipo de Radar Primario 3D de Largo Alcance (RP3DLAP).