“La empresa está en concurso de acreedores y lo que a nosotros nos preocupa es que Vicentin quede en peores condiciones de lo que está. Lo que estamos haciendo es rescatarla de la quiebra”, señaló este miércoles el presidente Alberto Fernández en declaraciones realizadas en Radio 10. El mandatario agregó “el mercado agrícola para nosotros es muy importante y por ello tenemos que preservar estas empresas para que siga actuando en el mercado internacional”, y resaltó que la terminación de rescatarla a través de una intervención “no tiene vocación de perseguir a nadie, queremos que Vicentin siga siendo argentina”, definiendo que existe e riesgo que una competidora multinacional extranjera la compre a un precio muy bajo por lo que se tomó esta medida excepcional.

“Estoy rescatando una empresa. Cuando hablan de expropiación, que lo es, la plantean como si fuera de una empresa próspera” afirmó el presidente asegurando que no es así. El pormenorizado informe realizado por el director del Banco Nación, Claudio Lozano, sobre el funcionamiento del Grupo Vicentin ha desnudado de maniobras de triangulación “que se hacen para eludir el pago de retenciones y dejar dólares en el exterior a través de sus subsidiarias de Paraguay y Uruguay y a través de empresas off shore que tienen sedes en Panamá», según definió el propio Lozano