“El dólar debe dejar de ser un elemento de especulación. Deben servir para producir y no para especular”, señaló el presidente Alberto Fernández este miércoles encabezando un acto en la sede central de Arsat, ubicada en la localidad bonaerense de Benavídez (Tigre) ealizado para anunciar el Plan Nacional de Conectividad (Conectar), que contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023, buscará universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación y prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino. En ese contexto el presidente resaltó:“Volveremos a poner en marcha el Plan Conectar para tender 6.000 km más de fibra óptica y permitir que 22 millones de argentinos puedan acceder a algo tan elemental como es hoy el servicio de internet”.

Fernández también se refirió a la importancia de desarrollar una estrategia capaz de contener a los científicos en el país potenciando el desarrollo de la ciencia y la tecnología. “Cada vez que veo un científico que deja el país siento que Argentina retrocede”. Para tener cada vez más y mejores científicos el presidente refirió a ofrecerle a todos los argentinos la posibilidad de instruirse debidamente. “No creo en la meritocracia”, afirmó asegurando que no todas las personas tienen las mismas posibilidades en desarrollarse. Después lanzo un paralelismo imposible de no comparar con los años recientes de nuestro país. Criticando el discurso reivindicatorio de la meritocracia afirmó que “es desde allí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente entre los pobres”. Fernández señaló que las políticas de su gobierno apuntan a fortalecer políticas que lleven al país a una mayor igualdad, “lo digo con orgullo y con pena, hubo cuatro años donde no pensaron en estas cosas”