El presidente Alberto Fernández mantuvo una conversación con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), para «intercambiar ideas sobre lo que le pasa al mundo y al país, y la necesidad de que, sin prisa ni pausa, nos pongamos a trabajar para ordenar el desorden que heredamos del gobierno anterior». Así lo informó el propio primer mandatario durante el lanzamiento, este miércoles, de una nueva línea de fabricación de lavarropas del grupo Newsan, en su planta en el partido bonaerense de Avellaneda.

Según manifestó el Presidente mantuvo la conversación con las autoridades del Fondo Monetario Internacional, tuvo como objetivo «intercambiar ideas sobre lo que le pasa al mundo y al país, y la necesidad de que, sin prisa ni pausa, nos pongamos a trabajar».

«Necesitamos darle pujanza a esta Argentina y los empresarios tienen que ver con eso».»Nadie vive en paz con la pobreza que existe en el país y dependen del auxilio del Estado para seguir viviendo», afirmó Fernández.