El presidente electo, Alberto Fernández, tuvo un primer contacto telefónico con la máxima autoridad del FMI. El mismo se encargó de difundir la novedad a través de un tuit: “Tuve un diálogo telefónico muy productivo con la directora gerente del Fondo Monetario, Georgieva. Le transmití mi intención de poner en marcha un plan económico que nos permita crecer, para llegar a un acuerdo de pago que podamos cumplir sin más ajuste para los argentinos”.

La Argentina que le espera al nuevo mandatario es muy preocupante, afrontará meses con una enorme carga de vencimientos que llegan a los 34 mil millones de dólares desde diciembre a mayo. Es la herencia que deja la maltrecha administración de Mauricio Macri que volvió a endeudar en dólares al país, colocándolo nuevamente en un estado de default. Las primeras versiones sobre como encarará este proceso Fernández dan cuenta que pedirá reveer los vencimientos, que básicamente se concentran en su gran mayoría con el FMI, sin quita.