El presidente Alberto Fernández informó en conferencia de prensa, realizada en la quinta de Olivos, que el aislamiento obligatorio se mantendrá hasta el próximo 26 del corriente bajo la misma modalidad que se viene desarrollando desde el inicio, hace ya 22 días. Acompañado por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el Ministro del Interior, Wado de Pedro y el Ministro de Salud, Ginés González García; el presidente previo al anuncio mostró una serie de gráficos para sentenciar que la cuarentena que el país viene realizando ha dado buenos resultados. Trazó una comparación con otras naciones que no siguieron el mismo camino y están padeciendo altos niveles de contagio del coronavirus y víctimas fatales.

Fernández respondió preguntas de los cronistas presentes, se lo vio con gestos de notable cansancio, inclusive manifestó en alguno pasaje de la exposición “ya no se en que día vivo”. Expresó agradecimiento para quienes están cumpliendo con la cuarentena, y en especial para los trabajadores de distintos sectores que mantienen importantes áreas productivas. Nombró a empleados de comercios, a productores de alimentos, a recolectores de residuos y naturalmente a enfermeros y médicos. También dejó en claro que podrá haber algunas excepciones nuevas como talleres mecánicos y gomerías para que puedan atender vehículos de seguridad como patrulleros y ambulancias que necesitan reparaciones. Fernández comentó que acordó con los gobernadores (todos están de acuerdo en mantener la cuarentena) que confeccionen un listado de pueblos que están aislados de las grandes ciudades para quienes se estudiará la posibilidad de un régimen propio de aislamiento comunitario.

El presidente definió la nueva etapa como un aislamiento administrado señalando que se estudiará la posibilidad de salida en cercanías de enfermos acompañados por mayores, algo similar ocurrira con autistas. También comentó que se verá la posibilidad de salidas responsables en derredor de sus casas para quienes están acostumbrados a hacer ejercicios físicos. Posiblemente, esto sea monitoreado a través de permisos de salidas consensuados a través del número final del DNI.