En el Aula Magna y el decanato de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Fernández recibió la adhesión de 8.700 representantes de esta comunidad universitaria que incluyó científicos de todo el país y de muchos que se encuentran en el exterior. El periodista y matemático Adrían Paenza oficio de presentador en un acto donde no faltaron críticas que apuntaron al gobierno nacional y a Lino Barañao. Fernández prometió devolver la jerarquía de Ministerio a Ciencia y Tecnología. “Cada vez que un investigador deja de serlo o se va del país, retrocedemos en el tiempo. Me voy a ocupar de que los científicos sean reconocidos como merecen y tengan los recursos que necesitan. La inversión en ciencia y tecnología es una inversión hacia el futuro”, aseguró. Fernández también reivindicó la necesidad de apuntar la educación como una tarea central del Estado, “con inversión en educación, ciencia y tecnología y apoyo a nuestra industria vamos a volver a poner a la Argentina de pie”.