El Jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel, flanqueado por los Ministros Martín Ocampo (Justicia y Seguridad) y Franco Moccia (Desarrollo Urbano), realizó una conferencia de prensa tras los incidentes que terminaron con la detención de 16 trabajadores del subte, entre ellos algunos metrodelegados. Miguel explicó que “los cortes al transporte público son contra la gente, reclaman negociar paritarias y no lo pueden hacer. Hay un gremio que es la UTA y con ellos ya se cerró las negociación. Hay una paritaria cerrada”. Miguel también explicó que “fue la Corte Suprema de Justicia de la Nación quien dijo que no podemos negociar paritarias. La corte ya dictaminó, tenemos que acostumbrarnos a cumplir la ley”.

La Corte Suprema de Justicia dejó firme en marzo la sentencia que declaró la nulidad de la resolución del Ministerio de Trabajo por la cual se le había otorgado la personería gremial a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro. Esta situación dejó a los metrodelegados debilitados para afrontar negociaciones paritarias y eventuales planes de lucha. Sobre esta debilidad se apoya el gobierno porteño para no habilitar reuniones

En otro momento de su exposición Felipe Miguel habló sobre el procedimiento policial, destacó que “la policía se hizo presente para que el subte funcione. Los delegados quisieron impedirlo, incluso a piedrazos. La mayoría de los empleados del subte quieren trabajar”. Dando precisiones sobre el resultado del accionar policial Miguel confirmó que hay 16 personas detenidas por atentado a la autoridad e impedir la circulación de un transporte público. El Ministro Martín Ocampo justificó el accionar de los uniformados explicando que actuaron porque se estaba cometiendo un delito (impedir la circulación del subte). El Jefe de Gabinete porteño también resaltó que se van aplicar todas las sanciones que correspondan, como descontar los días no trabajados, “vamos a seguir trabajando para garantizar la circulación del subte”.