El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) ratificó este miércoles un fallo que sentencia a Argentina por la expropiación de Aerolíneas y Austral.

El mismo había sido apelado en 2007, pero el organismo con sede en Washington le volvió a dar curso declarando que nuestro país deberá abonarle al fondo Burford 320,7 millones de dólares en carácter de indemnización. Tras la expropiación, el Tribunal de Tasaciones había valuado los activos de la compañía vaciada y llegó a una cifra negativa de 832 millones de dólares, mientras que el grupo español exigía un resarcimiento de 600 millones. El Estado depositó entonces un peso como valor simbólico para tomar el control de la empresa.