A los 96 años falleció este domingo en Azul, el obispo emérito de Viedma Miguel Hesayne quien se había ordenado como sacerdote en 1948, a los 26 años, en el seminario San José de La Plata. Fue un activo defensor de los derechos humanos y durante los años de dictadura militar intercedió buscando respuestas por la desaparición sistemática de personas.

Las Abuelas de Plaza de Mayo lo recordaron este lunes con un mensaje y foto que ilustra esta nota con un reconocimiento público señalando, “despedimos con enorme tristeza a un hombre comprometido con la verdad, la justicia y la igualdad. Monseñor Hesayne fue, en tiempos de dictadura, un amigo en quien confiar y un luchador implacable por los derechos humanos, de todos los tiempos”.