La Cámara de Diputados aprobó en el último tramo de la sesión de este viernes a la noche una declaración en la que expresó su preocupación por la desaparición de Facundo Astudillo Castro y pidió que se investigue y se establezcan las «responsabilidades en el caso judicial caratulado como desaparición forzada» de personas.

La diputada radical Karina Banfi presentó una iniciativa para pedir la investigación de la desaparición de Facundo Castro y que exponga la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla. La respuesta a esta presentación la dio quien es la presidenta de la comisión de Seguridad, Paula Penacca, al afirmar que no ve ningún problema en coordinar que acudan a la cámara para exponer sobre el caso Frederic y Pietragalla. «No nos escondemos, no convalidamos la desaparición forzada de personas, la violencia institucional ni matar por la espalda», señaló la diputada peronista.

El proyecto aprobado expresa una «sentida preocupación por la desaparición de Facundo Astudillo Castro, quien fue visto por última vez hace tres meses en un retén policial de control de Mayor de Buratovich, provincia de Buenos Aires». También deja constancia de la solidaridad con la familia de Facundo Astudillo Castro y manifiesta que acompaña «el reclamo que se investigue y se establezcan las responsabilidades en el caso judicial caratulado como desaparición forzada».

Facundo Castro fue detenido a las 10:00 del 30 de abril pasado en un retén policial cuando abandonó Pedro Luro y fue llevado a la comisaría de Mayor Buratovich, de donde salió unas horas después.

Según la pista que sigue su madre, entre las 15.30 y 16:00 de ese mismo día, el joven fue nuevamente interceptado por efectivos que lo introdujeron en una patrulla y, desde ese momento, nada más se supo de él. Este viernes se realizaró una inspección con la participación de perros adiestrados en la búsqueda de rastros de personas en el destacamento policial de Teniente Origone, en el partido de Villarino.

El procedimiento al destacamento de esa localidad, 70 kilómetros al sur de Bahía Blanca, fue solicitado por el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez y realizado por efectivos de la Policía Federal Argentina, con el aporte de canes de la División K9 y la participación del instructor de perros Marcos Herrero, quien fue presentado por la familia de la víctima. Durante el rastrillaje fue secuestrada una bolsa de nylon que marcó uno de los perros, por lo que fue «preservada para ser analizada por peritos especializados» señala un cable de la agencia Telam.