La Legislatura porteña sancionó este jueves extender un año más el periodo en el que los taxistas podrán renovar el vehículo con el que transportan pasajeros. En la iniciativa promovida por el Poder Ejecutivo y avalada por unanimidad de todos los bloques que conviven en el Palacio Ayerza, se destaca que hay casi 1.100 autos que no fueron actualizados. La norma aprobada sostiene que durante el 2020 no regirá un artículo del Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad en el que se establece que la flota de taxis debe renovarse cada diez años y establece una cláusula transitoria en la que se autoriza “la continuidad de la prestación del servicio de transporte público de pasajeros en automóviles de alquiler con taxímetro con modelos 2009”.