El suspendido fiscal de delitos complejos de Mercedes, Juan Ignacio Bidone, se notificó este viernes en el juzgado Federal de Dolores. El fiscal Juan Pablo Curi rechazó el pedido para tomarlo como un arrepentido en la causa donde se investiga una red de espionaje que involucra a funcionarios judiciales, periodistas y agentes del servicio secreto oficial . Bidone está imputado en esta causa.

Una causa por la que se encuentran detenidos Marcelo D´Alessio y el ex espía Rolando Barreiro, quien trabajó en la ex SIDE entre 2002 y 2016 y los ex policías bonaerenses Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, acusados de asociación ilícita. En esta causa también se e ncuentra en situación de rebeldía el fiscal federal Carlos Stornelli quien no asistió a las cuatro citaciones del juez Ramos Padilla.

Bidone tuvo varias indagatorias por su presunta colaboración con el falso abogado, sobre quien dijo lo había engañado al creerlo agente de la Drug Enforcement Administration (DEA). Bidone, al igual que Barreiro, se había ofrecido como imputado-colaborador después que la Procuración General de la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Julio Conte Grand, lo desplazó de su cargo y denunció al fiscal, por haber intercambiado información con D’Alessio. Bidone se presentó a declarar en los tribunales de Comodoro Py, donde se abrió otro expediente en el juzgado de Julián Ercolini. Esta semana lo hizo en Dolores lunes, miércoles y este viernes. «Yo seguiré colaborando», comentó al salir del juzgado quien le informó que no lo acepta como imputado-colaborador. Bidone también aclaró que su pedido no representa un grado de culpabilidad en el delito que se investiga en esta causa, aseguró que“no va para confesar si uno cometió o no un delito, sino de colaborar con la justicia”.