La declaración de Cristina Fernández este lunes ante los jueces del Tribunal Oral Federal N°2 no pudo ser televisada. El abogado de la ex Presidenta lo pidió formalmente en dos ocasiones, pero dos de los tres jueces que integran esta sala no se lo permitieron bajo un justificativo poco sustancial y muy cuestionable. Oscar Parrilli al ingresar al edificio de Comodoro Py afirmó esos magistrados apuestan al ocultamiento de la palabra de Cristina Fernández, «quieren impedir que el pueblo argentino conozca la verdad sobre lo que acusan a Cristina».

Pese a la restricción dos canales de TV por cable, Crónica y C5N, comenzaron a difundir la primera parte de la declaración de la vicepresidenta electa. Casi de inmediato los portales de los diarios La Nación y Clarín publicaron, en tono acusatorio, lo que estaban haciendo los canales. Las transmisiones terminaron poco después. Desde su cuenta de twitter Leopoldo Moreau, presente en la sala, filmaba y emitía en directo la palabra de Cristina Fernández. Después de algunos minutos alguien se acerca y le pide que deje de hacerlo. Después de explicarle que lo hace para su archivo y comentarle que es diputado nacional, Moreau cierra la transmisión.