El juez de Garantías Nº3 de Escobar, Luciano Marino, ordenó el desalojo de unas 60 familias que vivían en el barrio Stone de Escobar. El operativo se desarrolló este martes con un fuerte operativo policial que rodeó el predio. Los ocupantes estaban en el lugar, de unas cinco hectáreas, desde hace un año tras ser estafados en la compra de lotes. Los vecinos abandonaron el barrio que había empezado a construirse luego que las familias adquirieron estos predios de buena fe.

Fuentes judiciales revelaron que los lotes fueron comprados de buena fe y poseen boletos de compra-venta que supuestamente lo acreditan. De hecho, las casas levantadas allí son de material y fueron construidas por las mismas familias.

El director provincial de Atención Inmediata del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Santiago Fidanza, explicó este martes que se encontraban trabajando con las personas de la zona «para llegar a un acuerdo de desocupación voluntaria. Estuvimos trabajando anoche y hoy con las familias de la ocupación. Es una toma muy pequeña pero más consolidada que en Guernica, y las familias han acordado retirarse voluntariamente», agregó el funcionario.