En el marco de las inspecciones diarias que realiza la Municipalidad de Escobar, se labró un acta de contravención y determinando la clausura preventiva de las instalaciones del supermercado mayorista Yaguar, ubicado en Garín, debido a que no activó los protocolos de seguridad, desinfección e higiene previstos para enfrentar la pandemia de Covid-19.

El motivo específico por el cual se aplicó esta medida responde a que dos empleados se presentaron a trabajar en el establecimiento con estado febril y síntomas compatibles con el coronavirus, lo que obligó a trasladarlos a ambos en ambulancia. Según informó el intendente Ariel Sujarchuk “la empresa no dio aviso a ninguna autoridad sanitaria local y la sucursal continuó con su actividad normal, sin aplicarse las medidas y los protocolos correspondientes para estos casos, poniendo en riesgo la salud de todos los empleados y de los eventuales clientes”.