El presidente Alberto Fernández se solidarizó enfáticamente con el juez integrante de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti, tras el escrache que sufrió este domingo en su domicilio. “Quiero solidarizarme con el Dr. Lorenzetti, que ayer sufrió el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al gobierno que fueron a presionar a un juez cuando debe tomar una decisión”, señaló el primer mandatario para después recordar que lo mismo sucedió pías atrás en el domicilio de Sergio Massa y su esposa Malena Galmarini, y sucede diariamente en el de Cristina Fernández. El presidente llamó a la reflexión a esos minúsculos sectores señalando que “eso no tiene nada que ver con la democracia, ese no es un reclamo popular, un reclamo a las instituciones, ese el más vil de los escraches propio del fascismo y el nazismo. Eso no tiene nada que ver con la democracia”.

Las declaraciones de Alberto Fernández las realizó en la puesta en marcha del Hospital Néstor Kirchner desde Escobar. “Esto es lo que Néstor me enseñó a hacer en los años en que fui su jefe de gabinete. Allí donde alguien lo necesite, tiene que estar el Estado auxiliando para que nadie pase necesidades”. En el contexto del combate a la pandemia Fernández destacó que durante la cuarentena se instalaron 3 mil camas de terapia intensiva, además de respiradores. Finalmente reflexionó, “es muy bueno que este hospital se llame Néstor Kirchner a 10 años que nos dejó, nunca ocultó la premisa que nos puso Eva Perón, cuando hay una necesidad hay un derecho. Tenemos que estar presentas para que nadie pase necesidades”.