Un grupo de personas, familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan permanecen encadenados a las rejas que dividen la Plaza de Mayo.

Con carteles que muestran las fotos con los nombres de los tripulantes desaparecidos el 15 de noviembre pasado, reclaman que el gobierno contrate la empresa española que se manifestó capaz de continuar con la búsqueda del submarino, superando las exigencias de las condiciones que plantean los pliegos. Los manifestantes se sienten defraudados por el gobierno que demora la firma del acuerdo, apuntando sus críticas al Ministro Oscar Aguad y al propio presidente Mauricio Macri. «Sentimos abandono por parte del Gobierno nacional y de la Armada. No nos vamos a ir de aquí hasta que el Gobierno resuelva esta situación » aseguran.