Un policía bonaerense ganará como mínimo 44 mil pesos mensuales, y si hace adicionales llegará a 60 mil. Así lo manifestó el gobernador Kicillof este jueves como parte de una catarata de novedades entre las que también destacó quintuplicar el monto que reciben por uniformes ($5.000) y triplicar el valor de las horas extras ($120). También prometió un progresivo equiparamiento salarial con la Policía Federal, la disponibilidad de dos centros asistenciales para la atención del personal policial y la creación de un centro universitario. Kicillof dejó en claro que entendía el reclamo pero destacó que la protesta realizada por un sector de los uniformados no ha sido la correcta, generó angustia en la sociedad. «Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada» lanzó el gobernador recordando una frase con historia de Perón.

Axel Kicillof, anunció estas mejores enmarcadas en el Plan Integral de Seguridad que, entre otras cuestiones, contemplará un aumento salarial para los policías bonaerenses. El plan establece una inversión en el área de seguridad de 40 mil millones de pesos.

Este fondo -cuya creación quedó oficializada hoy con su publicación en el Boletín Oficial- se financiará con el 1 por ciento de los recursos coparticipables adicionales que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estaba recibiendo para cubrir los gastos del traspaso de la Policía Federal, dispuesto en 2016 por el entonces presidente Mauricio Macri.