Una situación por demás insólita y por demás irresponsable se conoció en las últimas horas cuando desde el Ministerio de Salud se dio a conocer que una partida de 12.400.000 dosis de vacunas para controlar el brote de sarampión y contra el dengue se encontraba embargada en la Aduana del Aeropuerto Internacional de Ezeiza desde hace varios meses, adquiridas previo pago de 84 millones de dólares.

Las primeras partidas de ese total de vacunas comenzaron a llegar en junio y quedaron varadas en la aduana porque la administración nacional no liberaba o tramitaba la eximición del pago de 11 millones de dólares por impuestos a la importación. Se trata de un pago del Estado al Estado para poder liberar y utilizar estas vacunas.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, presenció el operativo por el que comenzaron a liberarse este viernes las vacunas, que pertenecen al Calendario Nacional de Inmunizaciones (foto). El funcionario adelantó que en un plazo de hasta 15 días “va a haber stock de vacunas en todas las provincias”, ya que fueron liberados cuatro de los 49 embarques que permanecían almacenadas en cámaras de frío.

Las vacunas pudieron ser liberadas sin el movimiento de dinero gracias a la Ley de Emergencia Sanitaria recientemente sancionada. “Solo un Estado indiferente puede que haber permitido que esto suceda. Además, causaron más daño porque hay que abonar el costo de intereses retrasados dentro de los 30 días”, indicó el funcionario durante el operativo.