De acuerdo a la información que ofreció el Ministerio de Trabajo que surge de los registros administrativos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en mayo de 2020, el empleo registrado en empresas privadas se mantuvo prácticamente estable, mostrando una variación mensual de -0,1% (variación que representa 6 mil trabajadores menos). El número de empleados en blanco llega a 11,7 millones, contra los 11,808 de abril y los 12,109 millones de hace un año.

La dinámica laboral observada en mayo contrasta con las importantes contracciones verificadas en los meses de marzo y abril, cuando regía en casi todo el territorio nacional el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). En efecto, en marzo el empleo asalariado privado cayó un 0,7% en términos mensuales (41 mil trabajadores menos); mientras que en abril, se verificó la reducción más importante, que fue de -1,7% (102 mil trabajadores menos).

El quinto mes del año la destrucción del empleo registrado estuvo traccionada por el personal de casas particulares, que perdió 2% (-9.600); el monotributo, que se hundió en 69.900 (-4,5%), y los autónomos, con 6.600 puestos menos (-1,7%). Mientras tanto, el empleo público disminuyó en 5.300 vacantes (-0,2%) y el monotributo social avanzó 1,7% con 5.300 puestos más.