Una nueva derrota sufrió Mauricio Macri este domingo al confirmarse, tras un escrutinio que demoró diez horas, el triunfo de la formula Ameal-Pergolini en la elección de nuevas autoridades realizadas en Boca Juniors. Votaron más de 40 mil socios, una cifra muy por encima de los esperados quienes se inclinaron en un 52,9%, por la lista que apoyó Román Riquelme.

En segundo lugar, con el 30,6%, quedó la lista oficialista que impulsaba a Gribaudo con el apoyo del propio presidente saliente Mauricio Macri cuyo espacio político administra Boca desde hace 24 años. Un tercer candidato, Beraldi, obtuvo el 16,3%.