Pasada la medianoche y después de diez horas de exposiciones realizadas por 43 oradores, el senado nacional le dio media sanción al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que busca modificaciones en el fuero federal penal de la Ciudad de Buenos Aires y crear nuevas cámaras de apelaciones en las provincias. La propuesta recibió 40 votos afirmativos y 26 negativos .

Los legisladores oficialistas del Frente de Todos se encargaron de remarcar la negativa de sus pares de la oposición que están ligados al anterior gobierno se negaron a debatir. Oscar Parrilli modificó un artículo que él mismo había modificado del original. Se incluyó en el artículo 72, inciso “e”, que los jueces deberán “comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos, económicos o mediáticos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo”.

Entre las características más destacadas del proyecto que ahora deberá ser debatido en la Cámara de Diputados se destaca la creación en el Ministerio Público Fiscal de cinco fiscales generales, 23 fiscales, cinco secretarios de fiscalía general y otros 23 secretarios, sumando 56 cargos. En el Ministerio Público de la Defensa figuran tres nuevos defensores públicos oficiales ante los Tribunales Orales en lo Penal Federal, ocho defensores ante los jueces y Cámara en lo Penal Federal, tres prosecretarios letrados y ocho secretarios, totalizando 22 cargos.

El proyecto también prevé la unificación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico, ambos de la Capital Federal, bajo la denominación de fuero Penal Federal con asiento en CABA; y establece la creación de 23 juzgados en lo Penal Federal en la Ciudad de Buenos Aires y cinco Tribunales Orales en lo Penal Federal; y el traspaso en su totalidad de la competencia penal no federal al distrito porteño. Finalmente, se crean 63 juzgados federales de primera instancia con asiento en distintas ciudades de todas las provincias, y ocho Cámaras Federales de Apelaciones en Catamarca; Salta y Jujuy; San Juan; Santiago del Estero; Rosario (Santa Fe); Formosa; San Luis; y Mar del Plata (Buenos Aires).