El Seleccionado Argentino de Rugby M-18 de Seven obtuvo la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de la juventud tras derrotar en la final a Francia por 24 a 14. Argentina finalizó el certamen de manera invicta demostrando un gran nivel en cada presentación y obteniendo la primera medalla para el rugby argentino en la historia de los Juegos Olímpicos.

En el partido decisivo, los dirigidos por Lucas Borges salieron decididos a quedarse con el encuentro y marcaron diferencias de entrada con los tries de Mendy, Cinti y Roger para ponerse 19 a 0 arriba antes del cierre del primer tiempo. Sin embargo, la reacción de Francia no se hizo esperar y con dos tries de Troubal en el arranque del segundo tiempo, el encuentro quedó con futuro incierto, con ventaja efímera para el combinado nacional, por 19 a 14.

Parecía que los galos intentaban llegar al triunfo, pero fue Argentina quien tomó las riendas del partido y con un try de Ramiro Costa, aprovechando el jugador de más por amarilla a un jugador francés, desató el delirio de las 3000 personas que se acercaron hasta la Boya para festejar.

Fue sin dudas un fin de semana soñada que quedará para el recuerdo del rugby argentino. Tras un proceso que duró más de tres años, el Seleccionado de Menores de 18 años logró su objetivo y se colgó la medalla dorada que tanto busco desde el inicio de la competencia.