La convención nacional del radicalismo, convocada este lunes en Parque Norte, avaló la permanencia del partido centenario dentro de la alianza Cambiemos. Lo hizo tras la votación a mano alzada que avaló una resolución en ese sentido, señalando que una comisión encabezada por el titular partidario Alfredo Cornejo se encargará de las negociaciones pertinentes con el PRO.

La determinación tuvo una fuerte oposición. Algunos de ellos, como Ricardo Alfonsín, se retiraron cuando vieron que lo números de convencionales opositores a mantener el acuerdo con el PRO era menor a los que lo apoyaban; otros, como el vicegobernador por Santa Fe Carlos Fascendini, se quedaron y argumentaron. Las barras se hicieron sentir gritando traidores a quienes se iban manifestando a favor de mantener al partido dentro del gobierno neoliberal. Fueron más lejos aún, dedicaron cantos hostiles al presidente Mauricio Macri. Tras el cierre de la convención el veterano dirigente cordobés Jorge Sappia, que presidió el plenario, ratificó su postura contraria a mantenerse dentro de Cambiemos y dejó la posibilidad que un amplio sector que piensa lo mismo podría acompañar a otro candidato presidencial como Roberto Lavagna.