El Reino Unido se convirtió en el primer país que aprueba el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, tras la autorización otorgada por el organismo regulador británico (MHRA). De esta forma, el Reino Unido es el primer país que autoriza este tratamiento farmacológico, según informó la cadena de radiotelevisión pública británica BBC y reprodujo la agencia DPA.

En ese marco, se consignó que el MHRA subrayó que la vacuna, que ofrece una protección de hasta el 95 por ciento contra la Covid-19, es “segura” para su aplicación a la población británica. Con esta autorización, la campaña de vacunación podrá empezar en cuestión de días para los grupos de alto riesgo.