El gobierno presentó en el Congreso este jueves el presupuesto nacional que contempla un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 4% para el próximo año; proyecta un dólar $131 y una inflación anual del 33%. También plantea un crecimiento del 4% del salario real, un déficit primario del 3,3% y un déficit financiero del 4,9%.

«La realidad nos exige seguir adelante con el FMI. Si ese acuerdo no existiera, las condiciones serían otras; sería distinto en las posibilidades que tiene el Estado en promover el desarrollo que queremos promover y se vería afectada la obra pública, la educación, la salud, el crédito para la empresa», describió el Ministro de Economía, Martín Guzman, horas antes de la presentación del presupuesto al presentar el proyecto de Ley de Inversiones Hidrocarburíferas.

Los principales lineamientos del Presupuesto 2022 estarán orientados a la reactivación económica, a partir de lo cual se ordenan definiciones de gastos e ingresos a partir de un escenario de crecimiento del producto bruto interno previsto, el nivel de inflación y la evolución del tipo de cambio, entre las principales variables.