El presidente Alberto Fernández se reunirá este jueves por la tarde con el CEO de Vicentin, Sergio Nardelli, nieto del fundador de la empresa cuyo rescate anunció el primer mandatario para evitar que la empresa vaya a la quiebra poniendo en riesgo los más de tres mil trabajadores que dependen de este grupo. Nardelli llegará a la reunión con otros directivos de la agroexportadora que tiene su origen en la provincia de Santa Fé y es una de las más importantes del sector cerealero.

Vicentín tiene una deuda de 1.350 millones de pesos de los cuales 350 millones son con bancos públicos como el Nación que, inexplicablemente, entre noviembre y diciembre último le otorgó un crédito a sola firma por más de 18 mil millones de pesos. Días más tarde de esa entrega Vicentín se declaró en cesación de pago.  Por esta anormal situación ya se abrió una investigación judicial en fueron penal que tiene bajo sospecha, entre otros, al ex responsable del Banco Javier González Fraga.