Concluida la reunión en Olivos que durante casi dos horas mantuvieron Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se realizó una conferencia de prensa a la que asistió solamente el presidente para ratificar la vigencia del DNU y las características del encuentro al que definió con mucho respeto. «El pudo plantearme su mirada y escuchar la mía para entender las razones de las medidas que he tomado», aseguró para señalar que todos quieren volver a la presencialidad lo antes posible. «Le expliqué que el plan nuestro es reducir drásticamente la circulación en 15 días» para darle tiempo al sistema hospitalario para liberar camas.

El presidente señaló también que están viendo que en la ciudad crece el nivel de contagios entre 9 y 19 años. «Le señalé también con preocupación que superamos en la ciudad largamente el pico más alto de la primer ola» aseguró el primer mandatario para sostener que «es evidente que reduciendo la circulación podemos bajar el nivel de contagios». Fernández sostuvo que detrás de la presencialidad se genera todo un movimiento social que hace crecer el nivel de contagios, «se mueven docentes, madres, padres, alumnos transportistas que representan el 1/3 de la población que circula»

En varios pasajes de la conferencia Fernández explicó que entiende la preocupación del jefe de gobierno pero, «yo tengo la obligación de cuidar la situación del AMBA que es el foco infeccioso más claro que tiene la republica argentina». Señaló también, que las medidas no son medidas antojadizas ni improvisadas y sugirió que quienes están en desacuerdo que recurran a la justicia