El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles, e Campana, la inauguración de la planta hidrotratadora de diésel (DHT) de la empresa Axion Energy, que será la primera en producir ese combustible de calidad premium en el país, lo cual permitirá dejar de importarlo desde el exterior y avanzar en el cuidado del medioambiente.

La obra requirió una inversión de 1.500 millones de dólares y empleó a más de 4 mil personas en el desarrollo y ejecución de los trabajos, que implicaron la colocación de 30 mil toneladas de estructura y más de 750 mil pulgadas de soldadura a lo largo de 200 kilómetros de cañerías Es la inversión más grande de los últimos 30 años en el sector, que garantizará la producción de combustibles de mayor calidad y más limpios, la reducción en un 99 por ciento las emisiones de dióxido de azufre, y la comercialización de nuevos subproductos para la industria nacional.

Durante el acto, el jefe de Estado destacó que se trata de “una destilería que va a hacer el eurodiésel que la Argentina hoy importa, y esto es muy importante para dar funcionamiento a la economía, para darle la energía que necesita, son dólares que dejan de irse de nuestro país”, destacando que “esto se hizo con industriales, con empresarios, con ingenieros, con trabajadores argentinos que asumieron el desafío de hacer algo que no sé si se hizo alguna vez”.

El mandatario estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; y Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; además del intendente de Campana, Sebastián Abella.