Este jueves Alberto Fernández por videoconferencia mantuvo una conversación con la directora gerente del Fondo Monetario, Kristalina Georgieva. El presidente calificó como “muy buena” esa reunión y señaló que se acordó “continuar trabajando en un programa diseñado y conducido por la Argentina, que cuente con el apoyo del organismo”.

El gobierno está renegociando una deuda de 44 mil millones de dólares que contrajo la administración de Mauricio Macri después haber recibido en 2015 un país sin deudas con ese organismo. Fernández remarcó “la importancia de la recuperación económica y de un orden fiscal consistente con ese crecimiento como condiciones necesarias para la estabilización”, agregando que “también coincidimos en que el programa debe tener una visión realista de cómo funciona nuestra economía”.

A través de mensajes en la red twitter el primer mandatario destacó que ambas partes se comprometieron a “trabajar, desde lo que se espera sea un renovado multilateralismo, por una economía mundial más justa e inclusiva. Esa será la posición de la Argentina como miembro del G20 y del FMI”.