En un acto celebrando la reapertura de la planta Volkswagen ubicada en Pacheco, el presidente Alberto Fernández destacó este martes que «si Volkswagen aplica el rigor alemán, cuidará mucho de sus trabajadores». Después, señaló que los protocolos de la industria automotriz son los mismos que se aplican en Alemania y China, más un aporte de los sindicatos locales. La planta industrial de esta automotriz de origen alemán reabrió este martes sus puertas con el 50% de su personal, que representan 1.500 trabajadores, para mantener la distancia necesaria como medida de prevención ante la amenaza del Covid 19.

Fernández destacó que el mundo se encuentra en un escenario nuevo y desconocido. Recordó que Ángela Merker le advirtió, en marzo pasado cuando visitó Alemania, que el coronavirus modificaría el mercado mundial. “La normalidad que conocimos ya no existe más, vamos a convivir con otra normalidad al menos hasta que aparezca una vacuna”, afirmó el presidente para ratifica que aún “estamos lejos de haber terminado con el problema”. En este contexto reivindicó a los gobernadores, intendentes y dirigentes sindicales que se transformaron en líderes en estos tiempos de pandemia.

En la ceremonia también estuvo presente el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien afirmó: «volver a la normalidad es un sueño, un suicidio colectivo», ya que «el coronavirus está circulando», destacando que se busca «reactivar el proceso productivo sin correr riesgo excesivos».