Si alguna modalidad faltaba en la época de exarbación de lo virtual que impone la pandemia la protagonizó este martes el presidente Alberto Fernández manteniendo un almuerzo de manera virtual, en la Residencia de Olivos, con el asistente Especial del Presidente de Estados Unidos y Director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Juan González, y la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung. No fueron los únicos comensales, participaron también, por la Argentina, el canciller Felipe Solá, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y por los Estados Unidos, la encargada de Negocios a cargo de la embajada estadounidense en la Argentina, MaryKay Carlson.

El representante de Estados Unidos destacó la futura participación de la Argentina en la Cumbre del Clima, que se desarrollará por medio de videoconferencias el 22 y el 23 de abril próximos. Biden había invitado a Fernández personalmente junto a otros 40 líderes de todo el mundo con el objetivo de buscar “un diálogo de civilizaciones y culturas” frente a la “crisis del cambio climático”.

En el almuerzo de este mediodía, que se extendió durante unas dos horas, el mandatario y los enviados de los Estados Unidos dialogaron sobre los posibles modos de cooperación para la adquisición de vacunas contra el COVID-19.

Además, analizaron la negociación entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional, y coincidieron en la necesidad de diagramar una hoja de ruta hacia el futuro que tenga en cuenta una agenda superadora.

Del encuentro también participaron el canciller Felipe Solá, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y por los Estados Unidos, la encargada de Negocios a cargo de la embajada estadounidense en la Argentina, MaryKay Carlson.