«La Policía de la Ciudad cerró el paso de la gente y con una violencia singular», dijo el Presidente Alberto Fernández por lo ocurrido ayer durante el velorio de Diego Maradona. “Nosotros no mandamos a cortar nada. A las cuatro de la tarde terminaba el velatorio, algo que no dependía de mí. Es cierto que dispuse la Casa Rosada, pero yo respeté lo que la familia decidió, porque son sus duelos” siguió señalando el primer mandatario este viernes en un reportaje realizado en Radio con Vos “En la Av. 9 de julio hubo accionar de la Policía de la Ciudad. Esa violencia de la policía fue incomprensible. Eso no dependió de nosotros”, y agregó: “Hablé con Rodríguez Larreta, me dijo que Santilli estaba hablando con Cafiero”.

Fernández explicó que respetó la voluntad de la familia de mantener la ceremonia hasta las 16:00 y después extenderla hasta las 19:00. Sin embargo, hubo desbordes que llegaron hasta dentro de la Casa Rosada. “Mucha de la gente que entró en ese momento entró con ánimo de hincada de fútbol”, remarcó para detallar que inmediatamente tomó un megáfono salió a decirles que no queríamos seguir así, que respeten el carril para poder entrar. No había modo. “Había gente que saltaba las vallas. Aun así, la situación se controló, no hubo heridos dentro de la Casa Rosada”