El coronavirus está haciendo afectando la economía mundial en formas variadas. Además de hundir las bolsas en todo el mundo, con un promedio del 4% este viernes, también afecta el precio del petróleo que bien retrocediendo en las últimas jornadas. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) quiso poner un tope para recortar la producción de 1,5 millones de barriles diarios hasta el fin de 2020 y detener la caída de los precios del crudo, pero la intención fue rechazada por Rusia. Los representantes de los 23 países productores de la OPEP realizaron un plenario este jueves y viernes en Viena tratando de lograr un acuerdo que, finalmente, no llegó. Ningún país, ni de la OPEP, ni de la OPEP+, está obligado a reducir la producción a partir de esta determinación.

El barril del Brent para la entrega en mayo cayó un 9,4% este viernes, la variación diaria más negativa desde diciembre de 2008. De esta manera, el precio en Londres se situó en 45,56 dólares. En Nueva York, el barril WTI para abril se hundió 10,1%, hasta los 41,28 dólares, su peor registro desde agosto de 2016.