La unidad sigue siendo prioridad en el Frente de Todos. Lo es tanto a nivel nacional como en la mayoría de las provincias como la de Buenos Aires. La electa vicegobernadora Verónica Magario lo replicó en el senado provincial unificando del bloque de senadores bajo la presidencia de Teresa García.

«Hemos tomado la decisión de tener un único bloque. Esto es lo más importante y demuestra la unidad en la que trabajamos en la etapa electoral, pero una unidad que se sigue consolidando en esta etapa para trabajar y acompañar en el gobierno a Axel (Kicillof)», comentó Magario al anunciar la unidad.

De esta forma el Senado bonaerense estará integrado sólo por dos bancadas: la de Juntos por el Cambio, que contará con 26 senadores, y la del Frente de Todos con 20 bancas. Claro que se deberá esperar el curso de algunos acontecimientos para saber si la unidad de Juntos por el Cambio se mantiene. Emilio Monzó, que este miércoles encabeza un plenario en Florencio Varela para lanzar su propia corriente interna, podría armar su propio bloque.