Martín Guzmán, será recibido este miércoles por el papa Francisco en una audiencia privada en el Palacio Apostólico del Vaticano. El encuentro no estaba en la agenda oficial del periplo que el ministro de economía está realizando por Europa, aunque si se había iniciado tratativas para que se pueda concretar. Las reuniones con el sumo Pontífice se programan con mucha antelación, por lo que se puede entender que Francisco se encuentra interesado en reiterar gestos de cooperación con el país. El año pasado organizó una reunión de economistas que sirvieron para construir un puente entre Guzmán la directora del FMI, Kristalina Georgieva.

El gesto tiene doble valor para el ministro. En las últimas horas fue foco de una operación política en su contra haciendo circular versiones de un posible alejamiento de la cartera económica. No fue la primera ni será la última maniobra en ese sentido. Guzmán es Alberto, aseguran en la Rosada mientras apuntan puertas adentro de la coalición gobernante a los responsables de los maliciosos rumores.