El juez federal Rodolfo Canicoba Corral, a punto de cumplir el próximo 29 del corriente mes 75 años, presentó su renuncia atendiendo al mandato del artículo 99 inciso 4 de la Constitución Nacional, que coloca esa edad como límite para ejercer el cargo.

Canicoba está al frente del juzgado federal 6 y también del juzgado 12, del que se había hecho cargo a partir del nombramiento del juez Sergio Torres en la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires. Ejerce ese cargo desde 1993 cuando ingresó junto a un lote de magistrados nombrados durante el gobierno de Carlos Menem.

«Los medios dicen que me voy al borde del juicio político, lo cual es falso y me voy a dedicar a demandar a esta gente», advirtió el juez en declaraciones a El Destape Radio donde comentó que ya lleva 27 años como magistrado, pero seguirá en funciones hasta que se acepte su dimisión. Canicoba también señaló que se encontraba «hastiado de los últimos cuatro años de la erosión permanente de los medios hegemónicos de aquellas personas que no les caemos simpáticos», agregó el magistrado al adelantar que planea demandar a todos aquellos que lo ubican al borde del juicio político por las denuncias que tiene abiertas en el Consejo de la Magistratura.