El gobierno mete más presión al canal opositor C5N que podría derivar en su cierre. Por pedido de la AFIP, que le reclama al Grupo Indalo por deudas de otras empresas que posee la suma de $ 8.000 millones, la sala D de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial integrada por los jueces Gerardo Vassallo, Pablo Heredia y Juan Garibotto, desestimó el pedido del juez Javier Cosentino autorizando el embargo de la cuenta por la que se pagan los sueldos al personal del canal.

En su argumentación los jueces señalan: «No se ignora que la decisión aquí adoptada, podría dificultar el pago de salarios y demás cargas laborales de devengamiento posconcursal que corresponde a la planta de empleados de la concursada. Tampoco se ignora la índole alimentaria de tales conceptos», aceptando que la medida puede complicar a decenas de familias. El juez Cosentino es quien entiende en la causa del concurso de los medios del Grupo Indalo. Para garantizar el pago de haberes de los cientos de empleados había exhortado la apertura de una caja de ahorros para transferir los sueldo.