El gobierno saliente autorizó desde este viernes un aumento del 5% en el precio de las naftas y el gasoil que venían reclamando las petroleras. Desde la Secretaría de Energía se había planteado, en su momento, un congelamiento en esas tarifas hasta el 13 de noviembre. Sin embargo, ahora se desdice de aquella reglamentación y da vía libre a un nuevo aumento que no sería el último antes que el macrismo deje la administración.

Según comunicaron desde esta dependencia se comunicó: «Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el próximo 13 de noviembre del período de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor, el Gobierno autorizará una suba del 5% de los combustibles y del dólar de referencia para el precio del crudo, que se establece en $51,77».

En las estaciones de servicio YPF, la nafta súper pasará de los actuales $45,49, a $47,31. La Premium irá de $52,49 a $54,59. En cuanto al diésel, el común subirá de $42,59 a $44,29, mientras que el premium se elevará de $49,84 a $51,83.