El gobierno enviará al Congreso Nacional esta semana el proyecto de reforma judicial. En principio ingresaría al debate parlamentario por la Cámara de Senadores. Si bien no tiene fecha cierta, voceros oficiales le confirmaron a CP que será el propio Fernández quien hará la presentación de una propuesta que viene anticipando desde el día uno de su mandato, encuadrándola como eje central en su gestión.

El presidente fue contundente al descartar cualquier interlocutor que oficie como operador propio entre el Poder Ejecutivo y el Judicial. Criticó con determinación la reconocida mesa judicial con la que operó su antecesor que terminó por hacer descarrilar definitivamente los principios judiciales que deben regir en una democracia republicana. Fernández describió como tenebrosas aquellas maniobras que fueron parte de los “sótanos de la democracia”.

¿Qué propone la reforma judicial?. Los bosquejos que trascienden señalan, entre otros planteos, que la propuesta apunta a desarrollar un mayor control en el accionar de la estructura de la justicia con la creación de un Consejo de Notables que analice el funcionamiento de la Corte Suprema, el Ministerio de Justicia y el Consejo de la Magistratura. Un Consejo formado por integrantes de perfil académico y con mucha pluralidad.

El proyecto descarta modificar el número de integrantes de la Corte Suprema y plantea duplicar la cantidad de juzgados federales, fusionando los fueros criminales (12) con los del penal económico (11).