El gobierno toma partido en forma directa para frenar la investigación judicial que lleva adelante el juez Federal Alejo Ramos Padilla, en la causa donde un empresario denunció una extorsión que tiene como imputado al fiscal Carlos Stornelli y detenido a Marcelo D´Alessio.

En un intento por frenar su tarea, la administración Macri presentará este lunes un pedido de juicio político contra el magistrado ante el Consejo de la Magistratura. La misma será analizada por la Comisión de Disciplina y Acusación que preside el Senador Pichetto e integran ocho miembros más. El diputado Macrista Pablo Tonelli asegura que el juez incurrió en una irregularidad al exponer en el Congreso ante el pedido realizado por la comisión de Libertad de Expresión de la cámara baja. Ahí, Ramos Padilla sostuvo que la causa que lleva adelante es apenas una porción «ínfima» de las revelaciones que están saliendo a la luz” ya que advirtió se está investigando es «una red de espionaje judicial de magnitudes». Desde sectores opositores denuncian que el pedido de juicio político es una flagrante intromisión del Poder Ejecutivo en el judicial. Desde la ciudadanía y através de las redes sociales se está convocando a una marcha para el próximo jueves en del juez federal de Dolores. La concentración se realizará a las 21 en la Plaza de Tribunales. En tanto, en Dolores, la concentración está prevista para las 19 en la Plaza Castelli y desde allí se marchará hacia el edificio del Juzgado Federal.