El gobierno propone endurecer las leyes que castigan la pesca ilegal en la plataforma del Mar Argentino. En este marco el Poder Ejecutivo envió al Congreso el proyecto de reforma a la Ley de Pesca que tiene como objetivo ampliar y actualizar las multas por esta actividad que provoca daños en nuestro país equivalentes a USD 1.000 millones por año. Desde hace décadas el mar argentino es invadido todos los años por barcos extranjeros que buscan capturar calamares gigantes (Illex argentinus).

Los patrullajes de las fuerzas marítimas de seguridad argentinas llegan a detectar hasta 100 buques diarios pescando ilegalmente en la costa de nuestro país. Los pocos que son capturados pagan puntas en la actualidad que van de los 5 a los 10 millones de pesos, de acuerdo a lo establecido en el artículo 51 de la Ley Federal de Pesca 24.922, sancionada en 1998.

El propósito de la iniciativa del Gobierno es desalentar las prácticas ilícitas por parte de estos buques y propone establecer un régimen variable sobre la base de unidades de valor denominadas Unidades Pesca (UP) cuyo monto será equivalente a un litro de combustible gasoil conforme lo que determine la Autoridad de Aplicación, a los fines de establecer el procedimiento de fijación del valor en moneda de curso legal.  Visto así el proyecto prevé montos equivalentes que van de los 500 mil litros de gasoil a los 3 millones de litros.